'Son jueces que empoderan a las personas'

  • Imprimir

El presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, el magistrado Pedro Munar, explica los alcances y beneficios de los juzgados de pequeñas causas.

¿Por qué se crearon estos juzgados?

Los creó la ley 1285 de 2009. La Sala está tratando de darle cumplimiento a esta norma porque hemos entendido que realmente es una necesidad de justicia. Hay personas para las que gastar 5 mil pesos o medio día de su trabajo en ir al centro de Bogotá para atender una diligencia se traduce en no ganarse el sustento diario, o dejar abandonados a sus hijos en sus casas sin nadie que los cuide. Lo que tratamos de hacer con estos juzgados es eliminar las barreras de acceso para ciertos sectores en situación de vulnerabilidad. En lugar de que ellos tengan que venir ante el juez, estamos llevando el juez donde está la necesidad.

¿En qué se diferencia un juez de pequeñas causas con un juez de justicia ordinaria?

Realmente es un juez que tiene toda la formación, pero funciona bajo el concepto de juez de barrio, con lo que quiero indicar que es un juez al alcance de las personas en el sector en el que están. Queremos que ese juez sea un promotor de los derechos humanos, un promotor de justicia en esos sectores. Es alguien que se encarga de empoderar a las personas en sus derechos, es decir, quien les dice qué derechos tienen y facilita el acceso a la justicia.

¿Hay intención de ampliar la oferta a otras ciudades?

Sí, claro. Esto se trabaja de manera muy armónica con los alcaldes municipales o distritales.

¿Se espera que estos juzgados descongestionen la justicia?

En este momento no solo estamos cumpliendo esta finalidad, sino que están ayudándonos a descongestionar los juzgados permanentes. Estamos haciendo uso de recursos de descongestión, exceptuando los jueces de Ciudad Bolívar, que tienen su planta permanente. Aunque su aporte a la descongestión no es significativo, sí lo es desde el punto de vista de brindarles atención a esas personas. Digamos que no es una de nuestras políticas fuertes de descongestión, pero también cumple este cometido.

¿Esta satisfecho con los resultados de los juzgados piloto de Bogotá?

Sí, lo que más nos gusta especialmente el perfil de los jueces que tenemos allí, porque ellos se han encargado de entablar un diálogo directo y fluido con la comunidad, indicándoles cómo acceder a la justicia y qué derechos tienen. Están mostrando que el Estado existe, que puede brindar protección a sus derechos y que es de fácil acceso.

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/juzgados-de-pequenas-causas-alcances-/14492960