ABC del Código

NUEVO CÓDIGO GENERAL DEL PROCESO (CGP)*
LEY 1564 DE 2012

¿Por qué es importante?

Algunos estudios han evidenciado dificultades importantes a las que la jurisdicción ordinaria se viene enfrentando; el nuevo Código General del Proceso (CGP) es una respuesta a la necesidad de superar problemas como la mora judicial o la excesiva tramitología en los procedimientos regulados por esta ley y los costos que todo ello implica, lo cual restringe el derecho de acceso a la justicia y la efectividad material de los mismos.

¿Qué regula?

Como indica el artículo 1 del CGP, esta norma regula “la actividad procesal en los asuntos civiles, comerciales, de familia y agrarios. Se aplica, además, a todos los asuntos de cualquier jurisdicción o especialidad y a las actuaciones de particulares y autoridades administrativas, cuando ejerzan funciones jurisdiccionales, en cuanto no estén regulados expresamente en otras leyes”. Todos los asuntos de áreas que no tengan normas procesales particulares (como es el caso de la jurisdicción penal, laboral o de la contencioso administrativa) se regirán, entonces, por el CGP.

Este nuevo Código reforma el procedimiento, simplificándolo y además aporta soluciones para que los conflictos se resuelvan con celeridad, a menores costos e incluso puedan ser sometidas situaciones que no encuentran oportuna respuesta en sede judicial.

Régimen Anterior

Régimen Actual

Los procesos se adelantan bajo un régimen escritural.

Los procesos se adelantan bajo un esquema mixto con audiencias orales.

Ausencia de uso de tecnologías de información y comunicaciones (TIC) en las actuaciones judiciales.

Fortalecimiento del uso de TIC en el trámite judicial: notificaciones, citaciones, memoriales, traslados electrónicos, remates en línea.

El proceso civil es entendido como un asunto de partes, por lo que es a éstas a las que corresponde llevar las pruebas al proceso. Y con base en esas pruebas el juez toma la decisión final con muy restringidas posibilidades para decretar pruebas de oficio.

Se le asigna al proceso judicial una función social y por ello es deber del juez y de las partes alcanzar la verdad de los hechos para decidir con base en ella. Por esto, las partes deben aportar las pruebas y el juez está obligado a decretar las pruebas de oficio. 

*El Nuevo Código General del Proceso ha venido entrando en vigencia de forma escalonada, algunas normas empezaron a regir el 12 de julio de 2012, otras el 1 de octubre del 2012 y el grueso del articulado lo hará a partir del 1 de enero de 2014.